Prevención del embarazo adolescente

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud reproductiva como una condición primordial para el bienestar físico, mental y social, en todas las etapas de la vida de las mujeres y niñas. 

Una salud reproductiva adecuada para las mujeres significa poder tener una vida sexual satisfactoria y segura, la capacidad de tener hijos y la libertad de decidir si quieren tenerlos, cuándo, cuántos y con qué frecuencia. Para esta última afirmación, está implícito el derecho de las mujeres y hombres, no solo de estar informados, sino de tener acceso a métodos anticonceptivos seguros, eficaces y asequibles.

Las adolescentes y jóvenes que ingresan al Programa La Ribera reciben información sobre salud sexual y reproductiva, aprenden sobre los métodos de anticoncepción y, si lo desean, tienen acceso a ellos. Con esto buscamos que las adolescentes y jóvenes que son parte del programa conozcan sus derechos sexuales y reproductivos, lo que implica el poder de decidir sobre su sexualidad con libertad, elegir el método anticonceptivo de su preferencia, y asegurar su bienestar a futuro. 

Gracias a las herramientas que brindamos, hemos logrado disminuir la tasa de segundos embarazos en las participantes del programa, quienes ahora conocen su derecho a planificar su vida sexual y reproductiva y los mecanismos que tienen a su alcance para lograrlo.